Bajo el ala aleve del leve yo

y bañarme, robusto en tu rocío.  Creo que confuso, ha crecido mi ego más que un rascacielos. Y ahora miro la ciudad como quien mira a un humano desde el cielo y clama, “oh, una hormiga“. Se me quedó pequeño el hormiguero, esa ciudad no pudo retener mis sueños. Ya sabes que una hormiga puede […]

Leer Más "Bajo el ala aleve del leve yo"

Mujer anfibia

Gris. Ella tenía el alma gris, como un huracán. Y su corazón era como la devastación que deja este tras su paso. Yo la miraba, como quien se deleita por la poesía. Yo me sentaba, en sus clavículas y la leía en la desnudez de lo que no decían sus palabras. Y así me enamoré […]

Leer Más "Mujer anfibia"

Hiel y sal 

Imagínese su alma arrastrando los pies por la arena, en un vago esfuerzo de superación terrenal. Ahora respire, y cuando ardan sus pulmones por la lentitud, suspire. Sea breve, sepa que cada punzada de dolor es poesía y si esta no fuera etérea sería arte. Otro tipo de arte me refiero, una fantasía corintia, con […]

Leer Más "Hiel y sal "

¿Ves por qué no puedo amar?

5ºC, pero la sensación térmica es la de un corazón de hielo. Un violín meciéndose entre el hielo hasta tus labios y descendiendo, hasta un suspiro, y de un suspiro al alma, y del alma al clímax y por último a la nada. Perdóname si no sé amarte como te mereces. Si pudiera resumir mi […]

Leer Más "¿Ves por qué no puedo amar?"